regar-plantas-de-cannabis

Trucos para regar plantas de cannabis de forma correcta

Las plantas de cannabis están compuestas de aproximadamente un 90% de agua. Transportan agua a través de su sistema circulatorio para convertir la luz solar (fotosíntesis) y el dióxido de carbono (transpiración) en alimento. El agua ayuda a transportar los nutrientes a la planta y, siempre que el nivel de pH sea suficiente, ayudará a que esos nutrientes se absorban en el sistema radicular. No hace falta decir que el agua es muy importante para la salud de una planta de cannabis, pero, no debemos dar a nuestras plantas más agua de la que realmente necesitan. Muchos cultivadores novatos tienden a regar en exceso sus plantas con la esperanza de acelerar el proceso de crecimiento (o tal vez sea porque, como todos los nuevos padres, están muy emocionados de ver crecer sus plantas y desean participar en ese proceso el mayor tiempo posible). Para que no ocurra esto, queremos mostraros una serie de trucos para regar plantas de cannabis. ¡Empecemos!

Factores para que tus plantas tengan el agua que necesitan 

regar-plantas-de-cannabis

El riego excesivo de las plantas de cannabis puede tener consecuencias perjudiciales. Regar demasiado el cannabis puede dar lugar a que las raíces se pudran, causando que el sistema radicular de la planta no pueda obtener una cantidad suficiente de oxígeno. La mejor forma de detectar que las raíces de las plantas están podridas es observando el rizado y color amarillento en sus hojas.

Es importante regar las planta de cannabis con frecuencia (pero no con demasiada frecuencia), y también usar el tipo de agua adecuado. ¿Cómo saber el agua que necesito para las plantas?

Teniendo en cuenta que necesitarás trasplantar tu planta sólo una vez (a lo sumo) durante su ciclo de crecimiento para minimizar el estrés, busca una maceta que contenga suficiente espacio para el crecimiento de las raíces. Es muy importante que la maceta tenga agujeros para drenar el agua. Si no es así, usa un taladro o algún objeto punzante para hacerle algunos agujeros. Desde MatillaPlant te aconsejamos que uses una macetas y bandejas específicas para el cultivo de cannabis que ya vienen totalmente preparadas.

 

Usa siempre agua con un nivel óptimo de pH

regar-plantas-de-cannabis

Puedes usar agua del grifo, pero normalmente ese agua suele tener un pH alto. Mide el nivel de pH del agua con un medidor electrónico de pH  y ajuste el nivel de pH usando una solución pH Down. Normalmente, la tierra requiere un nivel de pH entre 6.0 y 6.8, mientras que otros medios de cultivo requieren niveles de pH entre 5.5 y 6.0.

Aplica los nutrientes necesarios para la planta

regar-plantas-de-cannabis

Después de ajustar el pH del agua, es el momento de añadir los nutrientes. Para no hacer daño a la planta recomendamos comenzar aplicando aproximadamente la mitad de la dosis recomendada de nutrientes de acuerdo con la etiqueta del producto. De esta manera evitamos que nuestras plantas entren en “shock”. A continuación iremos añadimos lentamente más cantidad hasta alcanzar la dosis completa.

Riega tu planta con calma

regar-plantas-de-cannabis

 

Dejar caer el agua rápidamente sobre tu planta puede hacer que el agua drene por debajo del sustrato y este no llegue a obtener el agua que necesita. Te aconsejamos que la riegues lentamente y mojando el sustrato por todas partes para que el agua quede repartida de manera homogénea. El mejor agua para las plantas es el agua de la lluvia por esa sencilla razón. Ese agua cae de manera suave y esparcida, permitiendo al terreno absorber ese agua homogéneamente.

¿Cada cuánto tiempo es aconsejable regar plantas de cannabis?

planta-exceso-de-agua
Planta de cannabis con un exceso de agua.

Esta es una de las preguntas más frecuentes nuestros clientes. ¿Cada cuánto tiempo riego mis plantas?

Normalmente, las plantas de mayor tamaño se riegan por la mañana temprano para que absorban mejor los nutrientes y reducir la posibilidad de moho. Recuerda que la frecuencia de un programa de riego variará según las condiciones ambientales y de crecimiento. Una buena regla empírica para determinar si tu planta necesita riego es introducir tu dedo en la tierra hasta el primer nudillo (unos 5 cm). Si la tierra está seca, es momento de regar. Si la tierra todavía está húmeda, puedes esperar otro día más.

Las plantas pueden llegar a secarse rápidamente. Por lo tanto, es necesario que prestes mucha atención al ambiente en el que crecen. En ambientes de mucho calor puede que necesites regarlas un par de veces al día (pero sólo con una pequeña cantidad de agua cada vez, no trates de echarle más agua de la debida en una sola vez). En las plantas más grandes es necesario dejar que la tierra se seque ligeramente, pero no demasiado. Esto ayuda a las raíces a respirar y expandirse mientras buscan una fuente de agua.

Es importante no dejar que las plantas se queden demasiado tiempo sin agua. Aunque algunas pueden recuperarse de la sequía, los períodos secos excesivos pueden hacer que las plantas con flores se vuelvan hermafroditas.

¿Cómo riegos las plantas de cannabis?

regadera-para-plantas

Utiliza una regadera para una distribución suave y delicada. Vierte el agua rica en nutrientes sobre toda la superficie del sustrato. Riega a fondo hasta que veas que el exceso de agua drena desde el fondo de la maceta. Algunos cultivadores sugieren que hay que dejar drenar aproximadamente el 20% del agua que se le añade, puesto que asegura que todos los nutrientes se distribuyen uniformemente por todo el sistema radicular.

Dos semanas antes de la cosecha, lava tus plantas con agua pura, balanceada con pH y a temperatura ambiente para eliminar cualquier nutriente no utilizado, mejorar el sabor de la papila y reducir la aspereza del humo. Para enjuagar correctamente el cannabis, vierte un poco de agua limpia (en lugar de agua enriquecida con nutrientes) en la tierra. Déjala reposar durante unos minutos para que recoja los nutrientes residuales y enjuágala con agua limpia de nuevo. En dos semanas, la planta consumirá cualquier nutriente residual y eliminará los residuos en el medio de cultivo.

Como todos los seres vivos, las plantas de cannabis necesitan agua para crecer, pero la frecuencia y la cantidad de agua que necesitan variará dependiendo de su tamaño, etapa de crecimiento y medio de crecimiento. Para ayudar a aliviar la confusión con respecto a la mejor manera de regar las plantas de cannabis, sólo tienes que seguir nuestra sencilla guía de riego.

¿Conocéis algún consejos de riego de cannabis más para nuestros lectores? Si es así, os agradeceríamos que los compartieras con nosotros en los comentarios de abajo.

2 comentarios en «Trucos para regar plantas de cannabis de forma correcta»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *