Primavera: Época de Germinación y Siembra

Acaba de llegar la primavera y con ella la oportunidad de sembrar nuestras plantas de marihuana en exterior. La adecuada germinación y trasplante de nuestras semillas y esquejes es fundamental para que las plantas sobrevivan y se desarrollen de modo óptimo, puesto que si padecen estrés en su fase primaria, será difícil que se recuperen. Independientemente de que siempre tenemos que ofrecer los mejores cuidados a nuestras plantas, a los ejemplares jóvenes debemos proporcionarles un cuidado esmerado, sobre todo en lo que se refiere a los elementos ambientales, de este modo no tendremos problemas para que el cultivo llegue a buen fin con excelentes rendimientos.

En el siguiente post se pueden encontrar algunas recomendaciones e indicaciones de como germinar y sembrar para conseguir un óptimo crecimiento de  nuestro cultivo de marihuana.

Germinación

Mediante la germinación la semilla eclosiona y se va desarrollando hasta legar a convertirse en una planta. Es un proceso que tan solo es factible cuando se lleva a cabo con semillas viables y cuando los factores ambientales son favorables, produciéndose las condiciones necesarias. Además, es un proceso que no se puede revertir, por tanto solo caben dos posibilidades, o la semilla germina adecuadamente convirtiéndose en una planta, o muere y nos quedamos sin cultivo.

La evolución de la germinación se produce en tres etapas.

En la primera etapa se produce la imbibición, en esta fase la semilla absorbe gran cantidad de agua desencadenando varios cambios metabólicos, que concluyen con el crecimiento de la radícula, es decir de la primera raíz.

Cuando  emerge la primera raíz se produce la segunda etapa que se llama germinación verdadera o germinación sensu Stricto.

Finalmente se produce el crecimiento,  en donde la semilla se desarrolla de modo que ya se puede observar su desarrollo pues ya tenemos una plántula.

Elementos que intervienen en la germinación

En el proceso de germinación nos encontramos con dos elementos importantes que pueden condicionar su duración y evolución. Estos elementos pueden ser externos, refiriéndose a los agentes ambientales e internos que tiene como base la conservación de la semilla.

La humedad es el elemento ambiental más importante en el proceso de germinación, pues es muy necesaria en la rehidratación de los tejidos de la semilla para activar su metabolismo. Esto quiere decir, que es fundamental que las semillas están mojadas para su germinación, además deben seguir mojadas durante todo el proceso, sino morirán.

Sin embargo, el aire también es un elemento importante, por lo que demasiada agua puede perjudicar a la semilla, puesto que impide su respiración. La temperatura también juega un papel fundamental, se debe mantener entre 21 y 24 ºC, ya que el frío frenará el proceso y el calor lo perjudica seriamente.

En referencia a los elementos internos, se deben  considerar la madurez y el estado de conservación de la semilla. Las semillas viejas, mal formadas o conservadas tienen menos probabilidades de germinar. Las semillas también envejecen, perdiendo de forma progresiva la capacidad para germinar, además si no se conservan bien este envejecimiento se produce con más rapidez.

Como germinar semillas de marihuana

Las semillas se pueden germinar con varios métodos. Uno de ellos es geminar en el medio de cultivo manteniéndolo húmedo. Otra forma de germinar es poner las semillas en algodón o servilleta manteniéndola húmeda hasta que germine, también podemos germinar en lana de roca  y por último podemos germinar poniendo la semilla directamente en agua.

Siembra

Cuando de la semilla ya ha surgido la primera raíz, podemos plantarla. En el cultivo de exterior no se recomienda plantar directamente en la tierra o en el medio de cultivo, ya que aún las plántulas son muy débiles.  Lo más recomendable es sembrarlas en un semillero o en pastillas de turba de coco en un sitio protegido.

Una vez las semillas estén totalmente germinadas, se pueden plantar en exterior o dejarlas crecer algo más en exterior. Si plantamos en exterior debemos proteger nuestras plantas de insectos y de otros animales que puedan perjudicarlas, mediante alguna protección física, pero teniendo en cuenta que esta protección debe dejar pasar la luz y el aire. Del mismo modo, también se deben proteger de lluvias intensas y condiciones climáticas adversas.

En el cultivo de exterior no se recomienda plantar directamente en la tierra o en el medio de cultivo, ya que aún las plántulas son muy débiles.

Si nos decantamos por plantar en semillero o tiesto pequeño antes de poner las plantas en exterior, debemos usar un sustrato sin abono y aireado. Además en los dos casos debemos mantener la humedad, evitando que las plántulas se deshidraten.

Independientemente de todos estos elementos, también debemos tener en cuenta que debemos sembrar el época adecuada, puesto que el frío retarda el crecimiento y puede llegar a congelar las plantas y matarlas.

Una vez pasado el invierno y  que el clima nos permite cultivar, debemos pensar que un fotoperiodo adecuado es fundamental en el desarrollo de las plantas.

De un lado, las de horas de luz de principios de primavera favorece la floración de las variedades no autoflorecientes, pero por otro lado, a finales de la primavera, los días son más largos favoreciendo el crecimiento. Esto quiere decir que si plantamos índicas (BLD) o plantas rápidas, su floración se producirá antes de llegar a crecer  del todo y después crecerán otra vez, desarrollándose pero y dando menos rendimientos.

Normalmente los meses de abril y mayo es el periodo ideal para la siembra.

Las variedades Sativas puras es mejor sembrarlas a finales de mayo o en el mes de junio de este modo evitaremos que crezcan mucho y nos encontremos con falta de espacio. Otra opción es plantar híbridos de dominancia sativa, que tarden menos en florecer.

Las variedades Indicas las podemos cosechar en septiembre y las debemos plantar en abril o mayo, para que la floración no se produzca en plena primavera e impida que terminen de crecer.

Por último, las variedades autoflorecientes, como no dependen del fotoperiodo para florecer, no tienen posibilidad de revegetar, pero teniendo en cuenta de que a éstas también les hace falta luz suficiente para que sus rendimientos sean buenos si  se plantan en primavera también darán mejores producciones que si las plantamos en invierno.

Si en vez de comenzar el cultivo partiendo desde semillas, comenzamos desde esquejes, debemos pensar que son plantas adultas y que van a florecer en cuanto el fotoperiodo sea el idóneo. Por tanto, los esquejes se deben plantar en mayo o junio, siempre evitando el estrés por calor, manteniendo los trasplantes a la sombra y evitándoles la exposición al sol en horas de mayor calor.

Los esquejes se deben plantar en mayo o junio.

Conclusión:

Es importante una buena planificación a la hora sembrar. Cuando sepamos la variedad, debemos tener en cuenta el espacio que tenemos disponible y la forma de desarrollarse dicha variedad y por supuesto es fundamental germinar y plantar de modo adecuado para asegurarse de que el cultivo va a llegar a su fin con éxito.

La adecuada germinación y trasplante de nuestras semillas y esquejes es fundamental para que las plantas sobrevivan y se desarrollen de modo óptimo.

4 comentarios en «Primavera: Época de Germinación y Siembra»

  1. Mu wena …….,..bien .sabido…..
    Aunke cada maestrillo……..con su librillo..,……a buscar el se cada uno …,.yo ya tengo el mio creo…… Suerte botánicos/as

  2. Hazerlo bien …….k son como niñas caprichosas……..MI DEVILIDAD…….
    FRESA MARIA !!!!!! O la nueva de kusk brodert del langi….MC.

  3. Este año está lloviendo mucho,y hay muchos días nublados en esta primavera en madrid.Las plantas tienen un mes y una semana y tienen buena pinta en su crecimiento.pero me preocupa el tiempo de nublados y agua.Que opinan?

    1. Buenas si el mal tiempo le pueden afectar, si puedes resguardarlas de las tormentas mejor. Las plantas en exterior necesitan sol para desarrollarse adecuadamente. Un saludo y espero haberle servido de ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *