Top 10 beneficios de la Marihuana

La marihuana ha sido perseguida y criminalizada constantemente debido al uso que se le da de manera principal. Es decir, a esas consecuencias causadas cuando se abusa del consumo. Esto ha supuesto serias contrariedades para todo un colectivo consumidor que, aunque cada vez tiene más libertades para disfrutar de este maravilloso producto, sigue teniendo que mirar de reojo para evitar problemas y mal entendidos.

Sin embargo, la marihuana está volviendo a ser utilizada como se hacía en tiempos ancestrales con fines meramente medicinales gracias a sus innegables propiedades profundamente beneficiosas para el cuerpo humano. Propiedades que incluso han llevado a farmacéuticas americanas a cultivar, de manera controlada, la marihuana para poder cosechar su producto y utilizar sus elementos beneficiosos en la creación de medicamentos especiales para determinadas afecciones.

En esta publicación mencionaremos los 10 beneficios más destacables del consumo de esta planta, que tanto queremos cuando se utiliza de manera correcta. Todas ellas relacionadas con el tratamiento de problemas de salud, dejando a un lado ese picaresco uso recreativo que tanto nos gusta. Nos centráremos en sus efectos que son los complementos perfectos para mejorar la experiencia de los pacientes durante sus tratamientos.

1. Marihuana y enfermedades degenerativas cerebrales

Uno de los más populares son sus efectos positivos comprobados en el tratamiento del Alzheimer. El Alzheimer es una grave enfermedad que se desarrolla en el cerebro cuando, entre otros motivos, este empieza a deteriorarse. El cannabis aporta durante su consumo elementos como el cannabidiol es capaz de incentivar la neurogénesis. Esto es, la creación de tejido cerebral, lo cual puede ayudar a prevenir y combatir esta enfermedad.

Cerebro normal – cerebro afectado por Alzheimer

El cannabidiol también ejerce un efecto neuroprotector, el cual disminuye la velocidad de muerte celular en el cerebro causada por la oxidación de las mismas cuando las cantidades de beta amiloide comienzan a repercutir en la integridad del cerebro. El cannabidiol no sólo combate la actividad de este último elemento sino que también disminuye de manera considerable su producción gracias también a las otras funcionalidades del THC.

Otro elemento afectado por el consumo de marihuana es el glucógeno sintasa quintasa-3-beta. Éste se encarga de desarrollar ovillos neurofibrilares en el cerebro que agudiza los efectos del Alzheimer.

Otro de los beneficios que aporta la marihuana al bienestar cerebral es que es un grandísimo producto que combate con suma fiereza las inflamaciones cerebrales, aunque no se sabe con exactitud el porqué de este efecto. La inflamación del cerebro es uno de los principales causantes de estragos como el Alzheimer, la esclerosis múltiple o el Parkinson. Se sabe que el sistema endocannabinoide se relaciona directamente con la regulación de la neuinflamación.

La explicación es que el cerebro se inflama al intentar atacar las concentraciones de beta amiloide a través de la microglia. En caso de Alzheimer, ésta se presenta en cantidades menores,siendo incapaz de “comerse” todo el componente dañino, perdiendo la batalla progresivamente. Con la marihuana, la producción del beta amiloide se ve  reducida, por lo que la microglia puede llegar a ser lo suficientemente superior como para eliminar su presencia. Esto acaba irremediablemente deteniendo el progreso de los daños (sin curar los ya existentes).

2. Glaucoma

Efecto de glaucoma

Esta complicada enfermedad dirige daño al nervio óptico de manera que se produce una progresiva pérdida irreversible de la visión. Es por ello, a nivel mundial, la segunda enfermedad que más ceguera produce. Su funcionamiento consiste en obstaculizar los canales de drenaje ocular produciendo una presión interna que ataca directamente al nervio óptico.

La marihuana posee, un efecto relajante que ayuda a mejorar la densidad de los fluidos para que estos circulen con muchísimas más facilidades en sus correspondientes torrentes. Incluso aquellos que se encargan del riego ocular. Se ha comprobado en múltiples ocasiones que pacientes con glaucoma han podido terminar con la progresión del daño en el nervio óptico cuando han empezado a consumir marihuana. Hay que señalar que este consumo se realiza conjuntamente a otros tratamientos.

3. Migrañas

Los mismos componentes que ayudan a combatir las enfermedades degenerativas tienen un efecto importantísimo en las migrañas. Su origen son pequeñas inflamaciones en el cerebro por vasoconstricciones de arterias craneales. Cuando estar consiguen disiparse, producen una vasodilatación repentina lo cual es el causante del dolor.

La marihuana mejora los flujos de manera que se previene directamente la constricción, y en caso de estar la migraña activa, el consumo normalizará el calibre de las arterias, eliminando el dolor.

4. Tumores

Célula tumoral

Se ha comprobado, en numerosos estudios, que determinados cannabinoides producen efectos de inhibición del crecimiento celular. Esto combate los tumores invasivos y, por tanto, la metástasis. También se ha comprobado que induce al crecimiento de la muerte celular en pequeñas escalas. Esto basta para combatir los crecimientos fuera de lugar que son los principales causantes del cáncer. Esto será así cuando el cáncer no tenga una magnitud determinada y se complete el tratamiento con otra medicación.

5. Enfermedades crónicas

Este tipo de malestares tienen como características y principales síntomas dolencias como dolores musculares, diarrea, náuseas y mareos fuertes. El THC es de gran peso en el tratamiento de estos problemas ya que su funcionamiento con los receptores cannabinoides presentes en el cerebro produce la disminución de estos síntomas y de las probabilidades de sufrirlas. En los tratamientos de la enfermedad de Bowel o el Crohn, dolencias conocidas por la incomodidad y martirio al que someten a sus pacientes, la marihuana juega un rol de gran importancia. Si bien no cura la misma, al menos libra en grandes proporciones a los pacientes de sus molestos síntomas. Esto hace más llevadera y controlable su condición y la recuperación de la misma.

6. Convulsiones

La marihuana no solo cuenta con unos notables efectos relajantes, sino que también reducen las probabilidades de tener convulsiones. Esto se debe a que su funcionamiento en el sistema nervioso tiene un profundo efecto antiespasmódico.

Cierto es que a enfermos de epilepsia no les asegura no tener convulsiones, pero sí que les permite poder disfrutar de mayores espacios de tiempo  sin que se produzcan este tipo de incidencias.

7. Menstruación

Hombres y mujeres somos, estructural y hormonalmente, diferentes. Esto hace que todo nos afecte de maneras diferentes, y por tanto, también la marihuana. Antes hablábamos de los beneficios de la marihuana en migrañas, las cuales son hasta 3 veces más habituales en mujeres que en hombres. Ahora hablamos de la regla.
La menstruación genera un alboroto en el cuerpo de las mujeres que conlleva una serie de efectos. El más popular sin duda es ese dolor que a veces las somete al dolor. Gracias al CBD y otros cannabinoides menos conocidos, se pueden disminuir los dolores y malestares físicos, nuevamente, gracias a los efectos que produce en el cerebro. Un consumo exacto en cantidad y momento, nos ayudará a todos a que ese periodo no sea tan molesto.

8. Ansiedad

Aquí hay que destacar sin duda alguna el efecto relajante del cannabis. La ansiedad es una condición que afecta a muchas personas de manera crónica o como respuesta a situaciones de alta de tensión. Este hecho habitual puede tener efectos muy dañinos si las cosas se salen de control, lo cual puede producir, a largo plazo, otros problemas como el comportamiento obsesivo y tendencias compulsivas.

Cuando la persona consume marihuana ayuda a prevenir estos acontecimientos y a bajar sus daños cuando ya se encuentran presentes. El efecto muscular que genera impide al individuo realizar actividades que requieran de un gran esfuerzo. El control del ritmo cardíaco es otra de las características del consumo de cannabis, lo cual también baja los niveles de estrés.

9. Síndrome de Tourette

Esta enfermedad produce en el individuo, sin voluntad de este y de manera incontrolable, muecas faciales, movimientos bruscos de la cabeza y el cuello, gruñidos y gritos. En casos más extremos habrán trastornos obsesivo-compulsivos potenciados en función del estado emocional del enfermo. Las causas de esta enfermedad se desconocen a día de hoy, por lo tanto no posee cura, aunque sí tratamiento.

La Aurora índica es una de las mejores variedades relajantes

La causa más probable es la existencia de anomalías en el cerebro, característica muy habitual en estos pacientes. El consumo de cannabis ayuda a eliminar, durante algunas horas, los síntomas de esta molesta enfermedad. De hecho se considera que es el producto que mejor controla los efectos del síndrome.

10. Hepatitis C

La Hepatitis C es una enfermedad cuyo tratamiento produce malestares mayores que la propia dolencia. La medicación necesaria para combatirla tiene efectos secundarios como mareos, fuertes dolores musculares, pérdida del apetito, vómitos e incluso depresión.

Su presencia en el paciente supone un verdadero martirio para él por lo que completar el tratamiento es duro. La entrada de elementos cannabinoides en el organismo del paciente ayudarán a reducir la intensidad de dichos efectos.

También se verá potenciada la efectividad de los medicamentos, hasta en un 55% más que aquellos que no complementan su tratamiento con marihuana. Esta evidencia permite que en ciertos países se recete marihuana de manera conjunta a la medicación.

Muchos otros factores positivos y prestaciones se nos quedan en el tintero. Sin embargo, sólo con estos podemos decir que la marihuana es uno de los mejor productos de nuestra naturaleza.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *