temperatura-de-riego-ideal-cultivo-marihuana

¿Cuál es la temperatura ideal del agua de riego para cultivos de cannabis?

Regar tu cultivo es fundamental. Pero no solo la constancia es importante; la temperatura del agua de riego también lo es. Este es uno de los problemas que tienen los cultivadores que carecen de experiencia en el cultivo de cannabis. En ocasiones, no se suele medir la temperatura de forma correcta y la mayoría de las veces se desconoce que muchos problemas tienen su origen en el agua. Hoy te mostramos cómo medir la temperatura del agua de forma correcta y qué posibles problemas pueden aparecen a consecuencia de una temperatura de regado errónea. ¡Vamos a ello!

¿Cómo medir la temperatura del agua para el riego?

temperatura-ideal-agua-cannabis

Termómetro sumergible

Normalmente, cuando regamos nuestras plantas, cogemos una regadera o una manguera y comenzamos el trabajo. Muy pocas veces nos detenemos a pensar en si la temperatura del agua es la correcta o no, cuando es un factor verdaderamente importante.

Las temperaturas muy altas o muy bajas pueden llegar a destruir el cultivo por completo. Para evitarlo, es necesario que utilices un termómetro de agua. En el mercado existen una gran cantidad de termómetros, aunque debes saber que los más eficaces son los que miden el Ec y pH, ya que estos son sin duda los más precisos.

Problemas de una temperatura extrema del agua

baja-temperatura-riego-cannabis

Temperatura muy baja

El principal problema de regar nuestro cultivo con agua muy fría es el riesgo de que no se absorban todos los nutrientes que las plantas necesitan. Regar con agua fría es un problema mucho más frecuente que hacerlo con agua caliente, y es que, gran parte de los cultivadores suelen regar con agua de grifo que suele estar fría, y mucho más en invierno.

Por este motivo, no solo es es fundamental contar con medidores de temperatura de riego de las plantas, sino varios instrumentos de medida y control de la temperatura, como medidores de electroconductividad (Ec) o medidores de pH o termohigrómetros digitales que midan la temperatura y la humedad relativa del ambiente.

Si regamos a una temperatura de 15ºC o menor, corremos el riesgo de que las raíces del cannabis se bloqueen, lo que a su vez reduce la absorción del fósforo y generaría una carencia de nutrientes. Uno de los síntomas que presenta la planta cuando se riega con agua muy fría es que sus hojas se vuelven más oscuras, con una tonalidad morada, además de que su tallo se ve deteriorado y las hojas se quiebran fácilmente.

Temperatura muy alta

Como mencionamos anteriormente, este problema suele ser menos común que el de regar con agua fría. Sin embargo, dependiendo del clima o estación del año, puede llegar a ocurrir. Cuando la temperatura es muy alta, la concentración de oxígeno es menor, lo que no permite que la planta absorba los nutrientes del agua.

Al llegar a 20º C la concentración de oxígeno en el agua baja notoriamente de las 9 ppm (partes por millón) que tiene a esa temperatura. Una vez en los 23º C ha llegado al punto de absorción máxima de nutrientes. La temperatura alta tiene como consecuencia que el desarrollo de la planta se ralentice y que aparezcan hongos en las raíces y el sustrato. De no corregir la temperatura a tiempo la planta puede morir.

¿Cuál es la temperatura ideal de riego para cultivos de marihuana?

temperatura-adecuada-agua-riego-cannabis

Todos los cultivos son diferentes, tienen distintos cuidados, pero tienen una cosa en común: todos necesitan agua. Y esta debe tener una temperatura estable sin llegar al extremo. Si queremos que nuestro cultivo crezca sano, fuerte y nos dé una muy buena cosecha, es recomendable que la temperatura del agua se encuentre entre 20º y los 25º C. Una temperatura ideal sería de 23º C. En este punto, la concentración de oxígeno es ideal para tu planta, ya que absorberá todos los nutrientes que necesita.

Cultivos en tierra

Como hemos comentado en el punto de arriba, la temperatura óptima del agua para que el cultivo alcance su absorción máxima de nutrientes es de 23º C. Por este motivo es muy recomendable que la temperatura del agua se mantenga entre los 20° y 23º C para que, tanto la asimilación de nutrientes como la concentración de oxígeno, se encuentren en sus valores óptimos. Ten en cuenta que, a pesar de regarlo a 20° o 23°, todo depende de la temperatura del cultivo.

Cultivos hidropónicos

A diferencia del cultivo sobre tierra, con el cultivo hidropónico no disponemos de las mismas condiciones. En este caso, el agua es el sustrato, ya que se encuentra siempre en contacto con las raíces, y la salud del cultivo depende en gran medida de la temperatura del agua.

Con los cultivos hidropónicos se debe regular la temperatura del agua según se necesite, a 18° para formar raíces, pero sin absorber muchos nutrientes. Una vez hayan enraizado, la temperatura debe subir a 23° para incrementar la absorción de nutrientes.

Conclusión

No solo es importante regar frecuentemente tus plantas. Recuerda que debes prestar atención a que la temperatura del agua de riego oscile entre los 20º y 25º, estableciendo su valor óptimo en 23º C. Las temperaturas por debajo o por encima de estos valores pueden hacer que tus plantas no absorban todos los nutrientes que necesitan, por lo que se trata de un factor a tener muy en cuenta en el cultivo de cannabis. Aprende a controlarlo y conseguirás que tus plantas crezcan sanas y fuertes.

Ahora es el momento de regar tus plantas con conciencia para conseguir una importante cosecha esta temporada.

¿A qué temperatura soléis regar vuestro cultivo? ¿Controláis la temperatura del agua de riego de vuestro cultivo o sois de los que no le dan mucha importancia? Si es así, ¿conseguís tener buenas cosechas? ¡Contadnos vuestras experiencias en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *