Como secar, curar y almacenar tus cogollos

Una cosecha de calidad es el resultado de varios meses de dedicación y cuidado de tus plantas, combinado con un buen proceso de secado y curado de las mismas. Sabemos de sobra que para cualquier cultivador el día de la cosecha es un día marcado en el calendario. Cortar la planta y dejarla secar puede parecer un proceso muy sencillo, pero debes conocer algunas pautas para secar la marihuana correctamente para disfrutar al 100% de su aroma y sabor. Por eso, en el artículo de hoy vamos a hablar sobre cómo secar, curar y almacenar tus cogollos de marihuana de manera correcta.  

Condiciones para el correcto secado de los cogollos

Es fundamental no caer en la tentación de querer cosechar antes de que tu planta esté lista. Por eso, es necesario hacer un ejercicio de paciencia y saber esperar.

Para llevar a cabo un buen secado de tus cogollos es necesario:

  • Conservarlos en un espacio totalmente oscuro para dejar que cannabinoides como el THC o el CBD no dejen de activarse. 
  • Mantener el cuarto de secado con una humedad baja y una temperatura que vaya desde los 15º hasta los 18º C para evitar la aparición de hongos.  
  • Si la temperatura del cuarto de secado es demasiado alta los terpenos pueden evaporarse y pueden convertir el THC en CBN, lo que equivale a una pérdida de potencia y efecto. 

cbn

¿Cómo saber cuándo los cogollos están secos? 

Antes de comenzar a cosechar, es fundamental reducir la húmeda de las plantas. Para ello, es necesario que dejes de regar tus plantas al menos durante 10 días. 

De esta forma, el exterior de los cogollos comenzará a secarse, pero no se desmenuzará al apretarlos, puesto que conserva aún parte de la humedad.  

Otro modo de saber si tu planta está lista para cosechar es doblando algunas de sus ramas.

Si las ramas se doblan con facilidad y no emiten ningún crujido significa que necesitarás secarlas unos días más.  

Si, por el contrario, la planta cruje al doblar alguna de sus ramas es síntoma de que los cogollos deberían estar secos.  

¿Qué hacer si los cogollos son muy gruesos? 

Cuando tenemos cogollos grandes es aconsejable separarlos para evitar problemas de humedad futuros. De esta manera evitamos que pueda aparecer moho. 

¿Como secar tus cogollos?

Cortar y colgar las plantas

Algunos cultivadores optan por cortar la planta entera cuando llega a un punto de maduración que el propio cultivador considera como idóneo y la cuelga para su posterior secado. 

secar-cogollos-marihuana

Para ello, debemos cortar la planta por la parte inferior del tallo principal y colgarla de un tendedero boca abajo. 

De esta manera conseguirás un secado homogéneo, puesto que los cogollos pueden recibir aire de todas partes. 

Ofertas en Tijeras y Accesorios para Cosechar Marihuana

En Matillaplant contamos con una amplia gama de productos para cortar y cosechar la marihuana. Tijeras depoda de diversos estilos, redes de secado, bandejas, bolsas, botes de conservación ¡Y mucho más!.

Comprar

Cosechar por partes

Por otro lado, también existe la opción de cosechar por partes. Usando este método observarás como la planta no madura al mismo tiempo, sino que las flores situadas en la parte inferior de la planta tardarán más en llegar a la tonalidad amarilla que vamos buscando. 

Este es un método también bastante común. En primer lugar, cortaremos las flores situadas en la parte superior de la planta y, pasadas una o dos semanas las flores de la parte inferior.  

Esto se hace para que todas las flores consigan el punto que buscamos. 

Hacerlo de una forma u otra puede deberse al tamaño de la planta. Si se trata de una planta grande cultivada en exterior, es aconsejable optar por el segundo método.  

Usar un secadero

Estas rejillas o redes de secado se utilizan para secar la marihuana de una forma bastante eficaz. Consisten en una serie de pisos divididos y preparados para colocar tus cogollos a secar, previamente manicurados y separados para una correcta aireación.  

red-de-secado-marihuana

Uno de los puntos a favor de este tipo de secaderos es el ahorro de espacio, aunque debes tener en cuenta que tus cogollos estarán en contacto con una superficie, por lo que tendrás que darles la vuelta cada dos días para que no se aplasten. 

Como curar la marihuana 

El proceso de curado de la marihuana es aquel en el que dejamos que la clorofila (el pigmento de color verde que se encuentra presente en las plantas y que otorga su color a la marihuana) se descomponga de manera vigilada y controlada para que los cogollos estén secos y desarrollen un aspecto rasposo y el sabor original de cada variedad.  

Este proceso de curación de la marihuana suele tardar de 21 a 30 días. Durante todo este tiempo, la clorofila se descompone y algunos cannabinoides como el THC cambian de estado.  

Normalmente, el cannabis suele curarse en recipientes de madera y protegidos de que la luz no incida sobre ellos.  

La madera es un material que ayuda a absorber la humedad, ayudando a que el curado de los cogollos sea aún más eficaz. Por otro lado, también pueden usarse otro tipo de recipientes que cumplan los requisitos de mantenerlos alejados de la luz y totalmente herméticos.

¿Como conservar los cogollos una vez secados y curados? 

Una vez secados y curados los cogollos es momento de almacenarlos en algún tipo de recipiente.  

Desde MatillaPlant te recomendamos almacenarlos en tarros de vidrio herméticos, aunque también se pueden usar otro tipo de recipientes de acero o madera. Incluso puedes almacenarlos en tuppers de cocina de plástico.  

La elección del recipiente depende de tus gustos y necesidades.  

Nosotros te recomendamos que uses recipientes de vidrio, puesto que no dejan ningún sabor o aroma. 

Lo ideal a la hora de almacenar tus cogollos es no llenar los frascos hasta arriba, sino utilizar únicamente dos tercios de la capacidad del recipiente.  

Es importante que durante las dos primeras semanas abras los tarros dos veces al día durante 15 minutos para que la humedad generada dentro de los mismos desaparezca.  

De esta forma evitas la aparición de moho y una posible pérdida de la cosecha. 

Una vez pasadas estas dos semanas, la marihuana estará en condiciones de mantenerse durante más tiempo enfrascada. Si deseas asegurarte de ello, revisa su estado cada 4 o 5 días. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *