poca-apical

La poda apical: Qué es, cuando y cómo aplicarla

¿Tienes problemas con el excesivo crecimiento vertical de tus plantas? La poda apical puede ayudarte a evitar que crezcan de manera desmesurada con solo unos sencillos cortes. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo explicamos!

¿Qué es la poda apical?

La poda apical, conocida también como poda topping se aplica cuando cortamos la punta u ojo del tallo principal. Esta poda puede aplicarse tanto a cultivos de cannabis en interior como en exterior, aunque se lleva a cabo normalmente cuando el espacio de cultivo es reducido.

Esta técnica permite detener el crecimiento vertical de la planta. Al aplicar la poda apical, la planta tiende a volverse más ancha y frondosa. Al cortar el tallo comenzará a crecer en forma de Y, por lo que habrá 2 tallos principales.

que-es-poda-apical

¿Por qué se aplica la poda apical? Muy sencillo. Cuando el resultado de la poda se hace de manera correcta, la producción de cogollos puede aumentar en gran medida.

Armarios de Cultivo

Amplia gama de armarios de cultivo, de diversos tipos, tamaños, materiales, precios, función, etc. Todos ellos de excelente calidad, de marcas reconocidas y pensados para montarse dentro de una habitación

Comprar

¿Cuándo hacer la poda apical en plantas de marihuana?

Lo ideal es aplicar la poda apical cuando tu planta tenga de 4 a 5 nudos, ya que en esta etapa de desarrollo los tallos son lo suficientemente fuertes y pueden recuperarse mejor a los altos niveles de estrés que les provoca la poda apical.

cuando-hacer-poda-apical

Cuando hacer la poda apical también dependerá de la época en la que hayas plantado tus plantas.

Siempre que plantamos en primavera es necesario podar para controlar el tamaño y conseguir que tu planta tenga un tamaño discreto. Si se planta en otoño no debemos podar, ya que al florecer en tamaño reducido podríamos afectar a la producción de cogollos.

La planta de cannabis cumplen los requisitos para la poda después de aproximadamente 30 días en su fase vegetativa, por lo que debes tener en cuenta el tipo de cepa, ya que crecen en ritmos diferentes.

  • Fase de desarrollo: En esta etapa no debes aplicar la poda apical, puesto que la planta no lo soportaría.
  • Fase de floración: Puedes causar daños irremediables.

Debes esperar al menos 2 semanas para podar los nuevos tallos, en este periodo de tiempo la planta podrá recuperarse y habrá superado todo el estrés, volviendo con normalidad a su patrón de crecimiento.

¿Cómo hacer la poda apical en tus plantas de cannabis?

Para aplicar la poda apical debes realizar un corte limpio en la punta del tallo utilizando unas tijeras o un bisturí esterilizado. El corte debe estar al menos 5 cm por encima de las ramas laterales así evitarás accidentes con el resto de las ramas.

Ten en cuenta lo siguiente.

  • Las tijeras para el corte deben estar muy afiladas.
  • Utiliza selladores o cicatrizantes, de esta forma podrá recuperarse más rápido, no olvides los fertilizantes altos en nutrientes para evitar plagas y hongos en sus plantas.
  • No se recomienda esta práctica en variedades autoflorecientes, ya que su ciclo de vida es muy corto y pueden no recuperarse.

Puedes podar por segunda vez cuando la planta se haya recuperado. Este segundo corte no será en uno, sino en 2 tallos principales, y si aplicas una tercera poda ya serían 4 tallos.

Diferencia entre la poda apical y la poda FIM

La poda FIM es bastante similar a la poda apical, ambas son técnicas de alto estrés para la planta.

La diferencia principal entre estos dos tipos de poda es su objetivo principal. Con la poda apical buscamos que un tallo principal se divida en 2. Queremos que nuestra planta no crezca en vertical, sino en horizontal.

Por otro lado, la poda FIM se realiza para duplicar el tallo principal.

Con esta técnica se pueden dar hasta 4 colas, así que buscamos una planta frondosa con muchas ramificaciones, mayormente recomendada para micro productores.

diferencia-poda-apical-poda-FIM

La poda FIM no es tan efectiva para detener el crecimiento. Si no tienes problemas con el tamaño de tus plantas y quieres una planta con muchos tallos principales, esta es la mejor técnica.

Mientras que en la poda apical los cortes se realiza en el tallo principal, para la poda FIM debes cortar justo donde nacen las dos hojas que conforman el nuevo brote.

Al igual que la poda topping, el fimming debe realizarse después del tercer o quinto nudo.

Otra similitud de estos dos tipos de poda es que ambos solo se recomiendan llevar a cabo en la fase vegetativa

Limitaciones de ambos tipos de poda

Estas prolongan la fase vegetativa, así que si piensas aplicarlas debes prepararte para una larga fase vegetativa de 4 a 6 semanas.

Algo que debes tener presente es que tu planta puede necesitar tutores donde poder apoyarse, ya que algunas puntas pueden tender a pesar bastante.

La poda apical es una de las mejores formas para crear cultivos más frondosos, por lo que no deberías dudar en aplicarla de forma correcta si quieres evitar que tu planta crezca demasiado.

Esperamos que artículo os haya servido para conocer más acerca de este tipo de poda y de la diferencia entre la poda apical y la poda FIM.

¿Has aplicado alguna vez la poda apical? ¿Y la poda FIM? ¿Qué tal el resultado? ¿Merece la pena?

Cuéntanos tus experiencias.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *