guardar-semillas-marihuana

Aprende a conservar tus semillas de cannabis de manera correcta

Cultivar cannabis es un proceso que debe hacerse con paciencia y dedicación. Cuanto mejor cuidemos nuestro cultivo, mejor cosecha nos va a aportar, de eso no hay duda. Uno de los primeros pasos que debemos aprender es a conservar las semillas antes de cultivarlas. En la mayoría de los casos se suelen comprar más semillas de las que realmente se plantan, por lo que es necesario guardar el resto en alguna parte. No tienes por qué deshacerte de ellas, pero tampoco deberías guardarlas en un cajón de casa si no quieres que se echen a perder. Es un tema del que no se habla demasiado, pero que desde MatillaPlant queremos hacer hincapié. ¿Sabes cómo conservar semillas de cannabis? Te lo mostramos más abajo. 

Cómo conservar tus semillas de cannabis

almacenar-semillas-marihuana

Las semillas de marihuana son perecederas, y al igual que ocurre con los alimentos, si no los conservamos de manera correcta pueden echarse a perder en muy poco tiempo. De igual modo, siempre es necesario comprarlas en un Grow Shop de confianza. De esta forma, nos aseguraremos de que el ratio de germinación sea mucho más alto.

A la hora de conservar semillas de marihuana debemos tener en cuenta tres aspectos fundamentales que pueden hacer perturbar su estado: la temperatura, la humedad y la incidencia del aire y la luz.

Incidencia de la luz: Mantén las semillas en un ambiente oscuro

Este es uno de los elementos de conservación en los que la mayoría de los cultivadores suelen cometer fallos, por lo que es imprescindible mantener las semillas fuera del alcance de la luz. Aunque la luz sea fundamental para el crecimiento de las plantas, no lo es a la hora de mantener sus cualidades germinativas.

El exceso de luz puede terminar quemando las semillas. Lo peor de este hecho es que no vas a darte cuenta de que están quemadas, puesto que se trata de una especie de quemadura interna que rompe las cadenas químicas dentro de la semilla. Por este motivo, lo ideal es conservarlas en un recipiente opaco que no deje pasar los rayos de luz.

La temperatura: Mantén las semillas frías y secas

La temperatura ideal para la conservación de las semillas debe oscilar entre los 6º y 8º C. Es importante que mientras las semillas se encuentran en este proceso de conservación no sufran altibajos en la temperatura a la que se mantienen para no romper la cadena de frío. Un buen lugar que nos va a permitir que esto no pase es el frigorífico de casa.

De hecho, una mejor opción para conservar nuestras semillas es hacerlo en el cajón de la verdura, el cual se suele mantener un par de grados por encima de la temperatura general del frigorífico. Eso sí, conseguir mantener este espacio lo suficientemente seco para que las semillas se conserven de la mejor manera posible va a resultar un poco más complicado, aunque con un poco de cuidado se consigue.

La humedad

Para una correcta conservación de las semillas es necesario que estas permanezcan con un ambiente de humedad relativa entre el 10% y el 20%. Todo lo que exceda estos porcentajes de humedad afectaría tanto a las propiedades de las semillas, como a una posible aparición de moho y hongos en el futuro.

También es importante no aplastarlas o juntarlas demasiado entre ellas para evitar que la cáscara de la semilla se rompa. Si esto ocurre, es más probable que se echen a perder más rápido.

Incidencia del aire

Para evitar que las semillas tengan cualquier contacto con el aire es necesario buscar un recipiente lo más hermético posible. Lo ideal es una máquina de vacío que pudiese retirar cualquier resto de aire que pueda haber en el interior del recipiente donde vayamos a almacenar las semillas, pero no es un objeto que esté en casa de todo el mundo.

Por este motivo, se puede usar una simple fiambrera o un recipiente con tapa de rosca. Eso si, como hemos comentado anteriormente, es necesario cubrirlos de alguna cinta aislante para que no dejen pasar la luz.

¿Cuánto tiempo pueden estar almacenadas estas semillas de cannabis?

tiempo-almacenamiento-semillas-marihuana

Las semillas pueden perdurar correctamente almacenadas durante un tiempo sorprendentemente largo. Eso sí, para que consigan aguantar todo este tiempo, las semillas deben almacenarse teniendo en cuenta los factores expuestos anteriormente de temperatura, humedad e incidencia de la luz y el aire.

Si permanecen guardadas en un recipiente sellado, oscuro, seco y a una temperatura constante de entre 6º y 8º C puedes almacenarlas durante un largo periodo de tiempo. Si no se almacenan de esta forma, es muy probable que puedan echarse a perder y no te des cuenta hasta que las plantas.

Otra buena forma de conservar semillas de marihuana es almacenarlas al vacío. De esta forma, aspiraremos el exceso de humedad y aire, dejando atrás más que las semillas y asegurando su seguridad durante muchos años.

Con estos consejos ya estarías más que listo para poder conservar las semillas que, por el momento, has decidido no cultivar. De esta forma, y gracias a unos sencillos pasos, conseguirás que esas semillas sobrantes no acaben echadas a perder en algún cajón de un escritorio.

Si en algún momento las necesitas, puedes echar mano a ellas. Estas semillas pueden tardar un par de días en germinar, aunque si se han dañado un poco, es posible que tarden casi una semana en hacerlo. Si pasado ese tiempo no consiguen germinar, significa que las semillas están dañadas completamente.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *