Cocinar con Cannabis

Muchas personas piensan que cocinar con cannabis es echar la marihuana bien picadita a cualquier aderezo o plato y ya está, pero esto no es así, ya que consumir la planta de Marihuana sin haber sufrido ningún proceso nos puede producir problemas de estómago.

Nuestro consejo es que antes de realizar ningún tipo de receta, se deba consultar a gente profesional y que nos indiquen que pasos debemos seguir para introducir el cannabis a nuestros platos preferidos.

¿Cómo procesar la marihuana para usarla en tus recetas favoritas?

La Marihuana fresca recién cortada de la planta no se puede disolver en el agua, con lo cual a la hora de introducirla a cualquier plato no se va a disolver. Debemos saber como tratar un cogollo para que podamos usarlo en cocina sin que pierda sus propiedades y nos aporte el máximo sabor y placer.

Cómo disolver la Marihuana para que podamos usarla en la cocina

La marihuana la podemos mezclar con elementos grasos, como la mantequilla, el aceite, lácteos…etc. Aprendiendo a disolver la marihuana en estos aceites no perderemos las propiedades del THC (tetrahidrocannabinol), así lograremos poder introducir nuestra Marihuana en nuestras recetas favoritas y disfrutar de sus propiedades y sabor.

Ya sabemos que se debe hacer para introducir la Marihuana en nuestras recetas y ahora debemos saber que proceso hay que seguir para que la marihuana se introduzca en estos aceites grasos.

Elaboración del aceite Cannábico

Ya sabemos que para potenciar y obtener los mejores resultados a la hora de introducir marihuana a nuestras recetas debemos usar elementos grasos que nos van a facilitar introducir este ingrediente sin perder sabor ni propiedades.

La grasa vegetal que contiene el aceite de oliva por ejemplo, permitirá que podamos agregar la marihuana, para su elaboración podemos hacerlo de dos maneras diferentes.

Macerado

 

Vamos a usar el mismo método que cualquier aceite macerado. Debemos tener un bote de cristal, para que cierre herméticamente, para conservar mejor el macerado.

Añadiremos aceite (50 ml) y le añadiremos entre 0,5 y 1 gr de cogollos si duplicamos la cantidad de aceite, duplicamos la cantidad de gramos de cogollos.

Cerramos bien el bote y lo conservaremos durante 1 mes en un espacio cerrado, fresco, seco y evitando el sol.

Al pasar el mes, abriremos nuestro bote y colaremos el aceite varias veces para que no nos queden trazas del cogollo de marihuana. Y ya está listo para usar.

Cocinado a temperatura

En este caso puede que en el proceso se pueda perder algunas propiedades y no obtener todos los tricomas o terpenos necesarios.

Al ser cocinado este aceite se puede hacer un rato antes de cocinar y no necesita estar macerando un tiempo.

Vamos a necesitar también un tarro de cristal con cierre hermético, introduciremos las mismas cantidades que en el macerado. Por 50ml de aceite -0,5 ó 1 grs de cogollos de marihuana.

Cerramos el bote fuertemente y lo introduciremos en una olla con agua para realizar un baño María. Se deberá cocer entre 30 min y 90 min si superar los 70ºC. Al terminar el proceso de ebullición, se deberá dejar enfriar el bote y una vez abierto se deberá colar varias veces hasta filtrar bien el aceite y dejarlo libre de trazas del cogollo de María. Y ya se puede consumir.

Elaboración de la mantequilla Cannábica

En la cocina también es muy común usar la mantequilla como sustituto del aceite, pues también podemos procesar una mantequilla de cannabis para usar en nuestra recetas favoritas.

Proceso

Los ingredientes que vamos a usar son:

250 grs de mantequilla

10grs de María previamente cocida

Lo primero que debemos hacer es hervir nuestro cogollo de marihuana en medio litro de agua durante 20 min aproximadamente y dejar enfriar. Cogeremos la mantequilla y la fundiremos en una sartén a fuego medio y cuando estés totalmente derretida introduciremos el cannabis cocido cortado en trozos muy finitos. Mezclamos hasta que quede una mezcla homogénea, pasamos la mantequilla por un colador y filtrar las hojas para que no nos quede ninguna traza y dejamos enfriar. Ya tenemos Mantequilla de cannabis lista para su consumo.

Elaboración de leche de Marihuana

Otra forma de añadir marihuana a nuestra cocina es en la leche, ya que también es muy común usarla en muchas de nuestras recetas.

Proceso

Por cada litro de leche entera debemos añadir un litro de agua mineral y 25 gr de hojas secas de marihuana.

Lo primero que se debe hacer es hervir las hojas de marihuana en una olla durante 20 min en el agua mineral, se debe remover todo el tiempo para que las hojas sueltas todas sus propiedades. Una vez hervido el tiempo necesario debemos colar bien esas hojas e introducirlas en otra olla con la leche que va a estar calentándose durante 40 min, sin dejar que hierva la leche y no dejar de remover para evitar que se corte. Al finalizar colaremos varias veces hasta que nos aseguremos que no tenemos trazas y guardamos la leche en un recipiente de cristal que cierre herméticamente para que se conserve durante mucho más tiempo y en perfectas condiciones.

Todos estos procesos que se han explicado es la manera más común de introducir cannabis a nuestra cocina, pero también se puede realizar otro tipo de cocinados que también podemos disfrutar de la Marihuana en la cocina, como son, los licores, la miel, salsas y un largo etcétera de ingredientes.

¿Te atreves a disfrutar de la marihuana en tus platos preferidos?

 

Un comentario en «Cocinar con Cannabis»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *