Cannabis Medicinal, el nuevo Cultivo de Oro

El cannabis medicinal o terapéutico hace referencia al uso de la marihuana para aliviar diversas afecciones, aunque su uso más conocido es como calmante del dolor cada vez son más los que defienden que es un importante para combatir los síntomas de diversas afecciones.

Hoy en día muchas personas se benefician de las diversas aplicaciones del cannabis. Su uso terapéutico se realiza desde la antigüedad, es una práctica realizada desde hace millones de años.

El cannabis medicinal puede ser una importante ayuda para paliar los síntomas de algunas enfermedades crónicas y los efectos secundarios de los tratamientos agresivos.

Cómo actúa el cannabis terapéutico

El cannabis terapéutico puede actuar en el organismo porque sus cannabinoides son muy parecidos a ciertas sustancias que produce el propio cuerpo humano. Al ser similares, se ajustan a los mismos receptores celulares.

Estas sustancias que produce el cuerpo humano son los endocannabinoides, el más importante es la anandamida (ananda significa felicidad en sánscrito).

Los cannabinoides actúan con intensidad y durante varios días, a diferencia de la anandamida que actúa solo durante breves instantes.

Los cannabinoides producen un efecto más duradero porque se acumulan en el tejido adiposo, desde donde pasan lentamente al hígado y a la sangre. Una vez repartidos por el cuerpo, actúan sobre las células dotadas con los receptores adecuado, llamados CB1 Y CB2, muy abundantes en las neuronas.

La acción que producen los cannabinoides en las diferentes zonas del cerebro explica por qué son capaces de aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia.

Cuando actúan en los ganglios basales pueden reducir los temblores, espasmos y otras alteraciones del movimiento; en el hipotálamo abren el apetito y en el núcleo del tracto solitario controlan las náuseas y los vómitos.

Situación Legal del cultivo de Cannabis

En principio, puede que no sea muy significativo que una crema o un inhalador esté hecho con principios activos procedentes del THC, CBD o CBN. Pero todos ellos están dentro de un mercado millonario que se está expandiendo con rapidez y que proviene de una misma planta; el cannabis.

Recientemente el Reino Unido ha comenzado ha recetar medicamentos a base de cannabis y a partir de aquí, países como Israel, Alemania, Portugal y algunos estados de EE.UU se han dado cuanta del filón que esto puede suponer y han comenzado apostar por el cultivo de la marihuana con fines terapéuticos.

Stefan Meyer, el director general de Phytoplant, una de las pocas empresas en España que tienen licencia para cultivar e investigar las propiedades del cannabis, compara el cultivo de la marihuana con el cultivo tradicional “ El precio del cannabis es muy alto y suponen un alto gasto de entrada en el negocio, pero se trata de un cultivo mucho más rentable que cualquier cultivo tradicional, como puede ser el del tomate”.

Aunque el cultivo de marihuana está muy poco autorizado en España, podemos encontrar hasta 20.000 hectáreas de cultivos legales que se dedican a la investigación con fines terapéuticos de esta planta. De las cuatro empresas que trabajan en ella, solo una, Alcaliber, tiene permiso de la Agencia Española del Medicamento para exportar, haciéndolo con el 93% de su producción.

La situación legal del cannabis medicinal ha ido progresando durante los últimos tiempos. En países como Canadá, Israel, Uruguay o Estados Unidos, los pacientes pueden usar el cannabis medicinal para aliviar sus enfermedades y los síntomas de los tratamientos agresivos.

Aún así, cada país tiene su propia legislación y su uso medicinal depende de diversos factores, como la opinión pública y la situación política. Sin embargo, cada vez son más los países que se están sumando a la regulación y aprobación del cannabis medicinal.

Según Meyer, se empieza a notar que es necesario actualizar las reglas del juego.

Aumento de las explotaciones

Como hemos mencionado anteriormente, Israel, tras un arduo proceso de regulación, ha inaugurado hace pocos meses la plantación de cannabis para uso medicinal más grande del mundo: casi 90.000 metros cuadrados de plantación para producir 80 toneladas de cáñamo al año.

Portugal es otro de los países que se ha subido al caro de la legislación de la marihuana medicinal y ha puesto en funcionamiento un cultivo de marihuana de 10.000 metros cuadrados que gestiona la multinacional Tilrey y que apoya el gobierno luso.

En Alemania también se ha creado una agencia estatal del cannabis donde se controla y centralizan los cultivos de esta planta.

Por otra parte, Líbano, está en proceso de legalizar estas plantaciones después de que la consultora McKinsey les ha sugerido que esta actividad es una gran oportunidad para dar impulso a su malparada economía.

Según la consultora Arcview Research, el gasto legal en todo el mundo puede llegar a los 49 millones de euros. De esta cifra, el 33% del gasto correspondería al uso medicinal, un mercado donde Europa se puede consolidar como líder frente a estados Unidos y Canadá.

Reconvertir Cultivos

España tiene la condiciones de temperatura ideales que esta planta necesita. No se trata de un cultivo exigente con la calidad del suelo pero sí con las condiciones de luz, por ello el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Castilla y León lo consideran como un cultivo alternativo muy interesante que podría ser una gran alternativa a los cultivos tradicionales que están perdiendo valor y rentabilidad.

El Observatorio Español de Cannabis Medicinal. Considera que son casi 120.000 consumidores de cannabis terapéutico lo que existen en España. Pacientes que compran el cannabis en el mercado negro, con la consiguiente inseguridad jurídica y sanitaria.

El Observatorio cree que sería aconsejable crear una agencia estatal del cannabis, donde se realizaran auditorias a los productores y se favoreciera la competencia para que los precios bajen, puesto que ahora estos son desorbitados. El Sativex, único fármaco aprobado en España, indicado para la esclerosis múltiple cuesta unos 510 euros a la semana.

Este mercado, al no contar con el suficiente apoyo de la industria tampoco recoge toda la experiencia de médicos, cuidadores y pacientes que utilizan el cannabis medicinal por su cuenta.

Conclusión

Es realmente sorprendente que una planta se adapte tan bien a las necesidades de los que sufren cáncer y que también sea un tratamiento bastante útil para tratamientos como el Sida, Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple, Fibromialgia, Colón irritable, Glaucoma, Anorexia etc. Sin embargo, los médicos y los pacientes no pueden hacer uso de ella.

Muchos países han comenzado apostar por el cultivo de la marihuana con fines terapéuticos.

2 comentarios en «Cannabis Medicinal, el nuevo Cultivo de Oro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *